fbpx

Validación digital de Devolución Electrónica del IVA

El sistema DIVA (Devolución Electrónica del IVA) se ha convertido en obligatorio en nuestro país desde principios de año.
Este sistema es un procedimiento electrónico al que pueden sumarse voluntariamente los comercios y permitirá la agilización del proceso de devolución del IVA para viajeros extracomunitarios.

Hasta ahora, los viajeros que hubiesen efectuado compras en las que existiese la posibilidad de reembolsar el IVA pagado, necesitaban sellar en la Aduana de forma manual los formularios, para poder solicitar con posterioridad el reembolso al comercio donde había realizado la compra o a las entidades colaboradoras encargadas de gestionar estas devoluciones (tax free).

¿Cómo funciona el sistema de Devolución Electrónica del IVA?

Con el nuevo sistema, se digitaliza el proceso, aportándole mayor agilidad y facilitando el mismo. El viajero podrá solicitar en el lugar de la compra el formulario correspondiente, el vendedor enviará en tiempo real a la Agencia Tributaria los conocidos documentos electrónicos de reembolso correspondientes a este tipo de ventas y se lo devolverá al comprador para que pueda validarlo electrónicamente en los puntos dispuestos para ello en las Aduanas. Con posterioridad el comprador podrá obtener la devolución del IVA mediante una entidad colaboradora o remitiendo la solicitud al comercio en el que realizó la compra.

A pesar de que el sistema DIVA será obligatorio en todos los lugares en los que ya haya sido implantado, seguirá conviviendo de momento con el sellado manual en algunos lugares que aún no han instalado los sistemas de validación electrónica.

Este sistema enmarcado dentro del Plan de Turismo de Compras lanzado en diciembre de 2014 por los ministerios de Industria; Energía y Turismo; Fomento; Economía y Hacienda ha tenido una fase de pruebas en la que la respuesta por parte de los visitantes extracomunitarios ha sido altamente positiva como igualmente lo ha sido entre los comerciantes que han comenzado a trabajar con este sistema que han visto incrementadas sus ventas. Tras su fase de prueba, los sistemas de validación electrónica para sellar los documentos se han implantado en un total de 14 aeropuertos españoles como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Alicante o Bilbao, los principales pasos aduaneros terrestres y varios puertos, a la espera de terminar de implantarse en todos los puntos aduaneros de España.