fbpx

Cambios en la Ley Hipotecaria

El Congreso aprobó el pasado jueves la nueva Ley Hipotecaria. De esta forma, la conocida de forma oficial como la Ley del Crédito Inmobiliario, no entrará en vigor hasta tres meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por lo que se prevé que no pueda ser aplicada hasta finales de mayo. Esta normativa llega después de más de un año de tramitación y  de diversas polémicas tanto por parte de la Banca y los clientes como de los órganos internos del gobierno español. En este artículo analizamos los cambios más importantes que introducirá esta Ley y cómo han quedado planteadas de forma definitiva las medidas más relevantes: 

El banco pagará todos los gastos asociados a la firma de un préstamo hipotecario  

Mientras que el Congreso determinaba en diciembre que sería la banca quien pagaría el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), el Senado planteaba a principios de febrero en la Cámara Alta introducir una enmienda para eliminar el IAJD. Sin embargo, dicha modificación debía ser votada de nuevo en el Pleno del Congreso por lo que se ha determinado que finalmente, el banco se encargará tanto del pago del AJD como de todos los gastos asociados a la firma de un préstamo hipotecario (gestoría, registro y primeras copias de la notaría) mientras que los clientes asumirán los gastos de tasación y/o las segundas copias del notario. 

Diez días para revisar el contrato antes de firmar 

El cliente dispondrá de diez días para revisar el contrato de la hipoteca antes de firmarlo, periodo en el cual los bancos estudiarán la situación económica del consumidor. 

Las comisiones de amortización anticipada se reducen a la mitad en las hipotecas de tipo fijo 

Ocurría algo parecido con el planteamiento de esta medida, y es que finalmente, como ya proponía en diciembre, el Congreso ha aprobado una comisión máxima al 2% en los 10 primeros años, y al 1,5% tras este periodo de tiempo. Así se reducen las comisiones de amortización anticipada en las hipotecas de tipo fijo, aunque el Senado había planteado algunas modificaciones al respecto que no han salido adelante. 

En cuanto a las hipotecas de tipo variable todo continúa igual con unos porcentajes de entre el 0,25% y el 0,15%.

Ampliación de los plazos de impago antes de la ejecución de desahucios 

La nueva Ley Hipotecaria aparte de eliminar las cláusulas suelo amplía el plazo de impago antes de ejecutar un desahucio. Esta medida impide al banco iniciar el proceso previo al desahucio hasta que el cliente deje de pagar 12 cuotas del préstamo o el equivalente al 3% principal del préstamo durante la primera mitad de vida de la hipoteca. Asimismo, las cuotas impagadas ascienden a 15 o al 7% del préstamo en el caso de la segunda mitad de la hipoteca. Antes el banco podía iniciar este proceso si no se pagaban 3 cuotas, aunque lo habitual era que lo comenzara si se llegaban a 7 u 8.

El banco ofrecerá seguros asociados a la hipoteca y el cliente podrá podrá contratar el seguro con otro banco 

La banca podrá vender seguros vinculados a la hipoteca, aceptando pólizas alternativas y comprometiéndose a no empeorar las condiciones del préstamo. Además, la normativa también recoge que estas “pólizas deben ser de carácter anual renovable”, para que el cliente tenga la posibilidad de cambiarlas cada año. No obstante, la ley ha mantenido la prohibición de venta ligada a los préstamos. Esto obligará a los bancos a aceptar otros seguros aunque sean ajenos a la entidad, por lo que los clientes tendrán libertad para contratar dichos seguros con un banco distinto al que le haya concedido la hipoteca.